JORNADAS REFLEXIONES JURÍDICAS             

 

JORNADA DE IGUALDAD - DERECHO IRRENUNCIABLE EN EL SIGLO XXI

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Madrid, 14 de junio de 2018.-Los días 14 y 15 de junio tuvieron lugar en el emblemático edificio del Ateneo de Madrid las jornadas sobre “Igualdad: Derecho irrenunciable en el siglo XXI” con un gran éxito de asistencia de público.

A lo largo de dos días tuvimos ocasión de disfrutar de conferencias que hicieron reflexionar a todos los asistentes sobre temas como la implantación de los protocolos de acoso en las PYMES que estuvo a cargo de la Graduada Social y Abogada experta en Igualdad, María Ángeles García Pérez.

Juzgar con perspectiva de género como metodología de impartición de justicia equitativa, fue el título de la ponencia impartida por Gloria Poyatos Matas, Magistrada de la Sala de lo Social del TSJ de Canarias, una conferencia que expuso claros ejemplos de sentencias donde se manifestaba claramente una forma de hacer justicia basada en una visión de género. La Magistrada Poyatos también aprovechó para exponer una acción puesta en marcha con jóvenes para educarles en la cultura de igualdad, pues sin lugar a duda, ésta es la mejor opción para erradicar posturas o actitudes que hoy en día se viven por una educación tradicionalmente machista. Fueron muy interesantes ejemplos de algunas sentencias que, aunque sean casos excepcionales su lectura dejó perplejo a los asistentes. Esta intervención arrancó numerosos aplausos que avalaron las palabras y posturas defendidas por la Magistrada.

 

 

El día 15 comenzó la mañana con la ponencia de Rosa María Viroles Piñol, Magistrada de la Sala IV del Tribunal Supremo que habló sobre el Principio de Igualdad y No Discriminación - La brecha salarial, una conferencia distendida que posteriormente abrió un interesante debate entre el público.

Otra de las ponencias que despertó curiosidad fue la titulada “La igualdad de oportunidades en la agenda política” impartida por la Graduado Social y Consellera de Modernización y Función Pública del Consell de Mallorca, Carmen Palomino Sánchez, que expuso de primera mano los inconvenientes que una actividad política puede tener para la conciliación de una vida familiar, cuestiones todas ellas, que han marcado hasta el momento una tendencia más masculina que femenina en la política. 

“40 años por la igualdad” fue el título elegido por Carmen Quintanilla Barba, Graduada Social, Diputada y Presidenta de la Comisión Mixta para el estudio del problema de las Drogas del Congreso de los Diputados. La Diputada Quintanilla comenzó su intervención valorando la situación social, económica y jurídica de las mujeres españolas antes de la Constitución de 1978 donde “las leyes franquistas establecían una dependencia absoluta de la mujer hacia el hombre”. En este sentido, señala que “las mujeres no eran dueñas de sí mismas, porque no podían trabajar, realizar ninguna operación de compraventa o abrir una cuenta bancaria sin la autorización de sus maridos o de sus padres”. Según la ponente, en estos 40 años de democracia, España se ha convertido en un país referente en materia de igualdad y de prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres. Aunque matizó, que “en algunas cosas hemos cambiado más que en otras”.

Estas Jornadas finalizaron con la mesa de debate “Graduadas Sociales en el siglo XXI” donde participaron las Presidentas de A Coruña y Ourense, Susana Soneira Lema, la de Araba, Susana Jodra Ayala, la de Valencia, Carmen Pleite Broseta y la Presidenta de la Asociación Nacional de Laboralistas (ASNALA), Ana Gómez Hernández, todas ellas moderadas por Maria Isabel González Benitez, coordinadora de las Jornadas y Presidenta del Colegio de Graduados Sociales de Huelva.  

 

 

Es evidente que la realización de estas Jornadas hace que reflexionemos sobre lo allí acontecido, siendo siempre productivo aprovechar estos momentos para mirar detenidamente si lo legislado hasta ahora, es suficiente o no. 

Legislar, como primera opción para la igualdad, es quizás ofender al propio sentido común, pues debemos empezar el cambio, ahí donde comienza todo: en la educación. Nuestros hogares y las escuelas tienen una importancia vital pues una educación basada en la cultura de la igualdad facilitará la integración de la mujer al entorno laboral, rompiendo clichés anquilosados durante siglos. 

Debemos ser consecuentes que si queremos igualdad en un centro de trabajo antes lo debemos tener en nuestras propias casas. Compartir tareas, educar a los hijos, atender a las personas dependientes, son obligaciones de hijos/hijas, de padres y madres por igual y sin diferencia de género. Si ese tiempo está perfectamente bien repartido, es muy probable que esas mujeres bien sean madres e hijas tengan las mismas oportunidades en el trabajo, que sus techos de cristal desaparezcan y por tanto que sus salarios se igualen, pues su plena dedicación al trabajo será la misma que la de su compañero masculino. 

Estas reflexiones no quieren decir, que no se deba analizar cambios en nuestra legislación para favorecer una mayor integración e igualdad entre hombres y mujeres, pues evidentemente hay datos que indican que las mujeres cobran entre un 21% y un 23% menos por un trabajo de igual valor, cifras reales que manifiestan una desigualdad por la que hay que luchar. 

El Presidente del Consejo General de Graduados Sociales, Javier San Martín en sus palabras de clausura del acto indicó que desde el Consejo General de Graduados Sociales y la Fundación Justicia Social se quiere apoyar esta iniciativa que sin lugar a duda, continuará cada año, pues resaltó la importancia del papel que desarrollan las mujeres en la sociedad, en los hogares, y en el funcionamiento de la economía y por ello, desde aquí aplaudimos todas las acciones que se desarrollen a nivel educativo y legislativo para que esa igualdad sea cada día más evidente y realista, pues habremos ganado tod@s.

 

La presidenta del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Huelva y coordinadora del acto, Isabel González Benítez, quiso agradecer a cada una de las presidentas de los Colegios Oficiales de Graduados Sociales de Alicante, Almería, Araba, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, A Coruña, Illes Balears, Lanzarote, Madrid, Palencia, Tarragona y Valencia por su colaboración e implicación en estos meses de preparación de estas Jornadas. 

Para la totalidad de las ponentes participantes, alcanzar la igualdad real de oportunidades es el principal reto de la sociedad del siglo XXI.

 

© 2018 Justiciasocial.com. Todos los derechos reservados.